lunes, 22 de junio de 2009

Sal Heirloom

Otra nueva entrega de este precioso Sal. Esta vez con sus perlitas Mill Hill y todo. Brilla que es un primor. Creo que ahora ya pasamos al bordado Hardanger, con el miedo que me da. Es algo que no he hecho nunca, mi asignatura pendiente, tengo unas ganas locas de hacerlo y a la vez estoy que me muero de miedo, no vaya a ser que meta la pata.
Pero es igual, habrá que liarse la manta a la cabeza y a por él, a ver que pasa. A lo mejor luego resulta que no es tan difícil, le cojo el gustillo y no quiero hacer otra cosa. Nunca se sabe.

2 comentarios:

Carpacar dijo...

De miedo al hardanger... nada de nada, que cuando veas lo fácil que es, ya te digo que te vas a enganchar.
Está precioso Miren.
Besos...

Natalia dijo...

Esto si que es trabajo de profesional y lo demás tontería.
Besos y ánimo porque está genial.

Tita Natita