jueves, 19 de febrero de 2009

Vainicas y bolillos

Me pasa muchas veces que pensando en una cosa termino acordándome de otra muy diferente. Y ésto me ha pasado hoy, que me he acordado de esta toalla de vainicas y bolillos que hice hace algún tiempo, con la idea de colocarla en un aguamanil de forja que mi marido me prometió que me iba a hacer. La forja es su hobby, mejor dicho uno de sus muchos hobbys.
Total, que el aguamanil está terminado, pintado y listo para darle el toque final y colocarlo en su sitio. Y me he acordado de la toalla. Y aquí la teneis, está hecha en hilo, bordada en vainicas con una puntilla de encaje de bolillos. ¡Pobre del que pretenda utilizarla!


3 comentarios:

Carpacar dijo...

Bueno, bueno, bueno.... eso es una joya.... estoy sin palabras.....
Preciosa, es de esas cosas que perduran en el tiempo, felicidades!!!
Besos...

Maria dijo...

Me he quedado con la boca abierta de lo preciosa que es esa toalla, me ha maravillado.
Besos

Nanny en Bilbao dijo...

Pues la toalla ni tocar. ¡Menuda maravilla!. Hay cosas que parecen que no pueden ser de verdad, y esta es una de ellas.

Un beso.

Pd.: me interesa la info de la forja. Lo tendré en cuenta.